Legumbre joven con su indumento de pelos patentes. (MCN)
Restos del cáliz en una legumbre durante su proceso de maduración, que sucede a lo largo de unos dos meses. (MCN)
PROTEGIENDO LAS SEMILLAS
LA DESCRIPCIÓN
LA LEGUMBRE
Al igual que sucede con el resto de las especies de la subfamilia de las Papilionáceas y con las de la familia Fabaceae, su fruto es una legumbre.

Se trata, realmente, de una cubierta de protección para las semillas que, en número variable de 4 a 12, maduran en su interior. Tal período de maduración se prolonga unos 60 días, durante los que las semillas van adquiriendo su volumen final.

Las paredes externas de cada una de las dos valvas que forman la legumbre, de color verde durante su juventud, se encuentra densamente cubierta de pelos plateados en disposición patente. Con el proceso de la maduración, la cubierta se oscurece hasta tornarse negra, al tiempo que se depila tan sólo de un modo parcial.

La apertura de la legumbre y la dispersión de las semillas guardadas en su interior tienen lugar a partir de julio. La rotura de la comisura que une las dos valvas de la legumbre resulta instantánea y brusca con la emisión un característico chasquido.

Imagen casi ideal de la forma y del interior de una legumbre de xesta de Ons. Se aprecian las semillas de las que también vemos un detalle con la estructura de la legumbre. (IPS)