LA DESCRIPCIÓN
LAS SEMILLAS Y LA GERMINACIÓN
l
El daño causado por insectos -como los gorgojos al alimentarse- puede llegar a favorecer el proceso de imbibición. (IPS)
La acción de los insectos y de los elementos, en el balance general, favorece la reproducción de la planta (MCN).
Germinación de semilla bajo condiciones controladas en tubo de ensayo. (IPS)
La degradación por cultivos rompe el equilibrio entre insectos y plantas y ciertas plagas suponen un riesgo para la reproducción de los endemismos (MCN).
Van adheridas a las valvas de la legumbre en número variable, generalmente de 4 a 6 por valva. Sólo se desprenden terminada la maduración, comúnmente con un proceso de apertura explosiva de las valvas, que las lanza al entorno inmediato de la planta madre.
LAS SEMILLAS
La viabilidad del polen y de las semillas (que además originaron individuos sanos y vigorosos) apoyaban la hipótesis de que la planta se trataba de una especie bien consolidada y aún no descrita.
LA GERMINACIÓN
Su extremo superior incorpora una excrecencia carnosa (carúncula) muy apreciada como alimento por las hormigas y que facilita su dispersión por vector animal.
En laboratorio, un gran porcentaje de semillas germinó durante 8 meses. Se demostró una gran aceleración de la germinación en semillas con la cubierta dañada, que también sucede mediante escarificación mecánica artificial. Menos eficaz resultó la inmersión de semillas en medio ácido o en agua caliente (con tiempos y temperaturas controlados).
Pruebas “in vitro” de germinación y de cultivo, mostraron que las semillas deben absorber agua (imbibición) para iniciar el proceso germinativo y que su dura cubierta dificulta este proceso.